jueves, 5 de noviembre de 2009

Piquillos rellenos de morcilla





Un buen día me encontré con unos pimientos del piquillo frescos que me decían "llévame a casa". Y lo hice.

Ingredientes:
Para el tomate:
  • Una lata de tomate triturado
  • cebolla
  • sal
  • aceite

Para los pimientos:
  • pimientos del piquillo frescos
  • piñones
  • cebolla
  • morcilla de Fuenteandrino (de arroz, tipo Burgos)
  • aceite
Elaboración:

Primero se prepara la salsa de tomate.

Se trocea la cebolla y se rehoga. Se añade el tomate y la sal y se sofríe lentamente. (Yo no suelo ponerle azúcar al tomate)

Mientras, se asan los pimientos.

Se prepara el relleno troceando la cebolla y sofriéndola junto con unos pimientos.

Se quita la piel a la morcilla y se añade la carne al sofrito.

Se pone todo el sofrito dentro de una manga pastelera.

Una vez asados los pimientos, se pelan y se rellenan con el contenido de la manga pastelera.

Se acompañan los pimientos de la salsa de tomate.

13 comentarios:

Zerogluten dijo...

Poco más te puedo decir que OLÉ, pedazo de receta.
Me encanta la combinación de piquillos y morcilla, pero es que yo soy una fan incondicional de la morcilla, como me la pongan oye. Vamos, que yo soy feliz cuando me dicen, que te den morcilla niña, jaja.
Besitos sin gluten.

Curra dijo...

Qué bueno, esta receta hace un montón de años que la conozco y ni me acordaba. Recuerdo hacerla a menudo.
Me refrescaste la memory. Gracias.
Un besote,

Begoña dijo...

Me encanta esa mezcla: pimientos rojos y morcilla. Te ha quedado un plato perfecto.
Me ha hecho gracia que haces la salsa de tomate exactamente como la hago yo. Creo que es la mejor, sin más añadidos.
No he conseguido nunca encontrar pimientos del piquillo frescos. Tienen que ser deliciosos.Seguiré nuscando.
Un saludo, Begoña

Elvira dijo...

Qué lujo con pimientos del piquillo frescos! tienen un sabor único verdad?, y el relleno espectacular, yo soy una amante de la morcilla, me traje una bandeja en verano y ya me quedé sin, así que ya te puedes hacer una idea, que ahora mismo estoy salivando en exceso pensando en el bocado tan delicioso que me estoy perdiendo,jaja, mhmmm, tendré que esperar a Navidad. Un besazo guapa y buen fin de semana

Merche dijo...

Ay morcilla, morcillita de mi alma... la tengo ultimamente olvidada, pero me la acabas de recordar, y me están entrandounas ganas de un buen pincho... y eso que es aún bien temprano!

Lucía dijo...

Qué rico! No había visto nunca la combinación... así que tendré que probarla!

Me encanta tu presentación y las fotos! Un beso!

Marta dijo...

Me encanta la combinación con la morcilla, qué cosa más buena!!!
Esta receta cae en la cena que tengo esta noche en casa. Gracias!!
Besos

The kiwi kitchen dijo...

Estas son esas recetas facilitas y deliciosas que no se te ocurren preparar. Delicioso!!!

PILAR dijo...

Que estupenda combinación! Con morcilla de arroz, con lo que me gusta. Y con los pimientos frescos un autentico lujo. Se pelan fàcil? Con lo delicados que son me da la impresión de que debes de tener que poner los cinco sentidos para que queden enteritos. Me la anoto.
Besos guapa!

Nélida dijo...

Mª Luisa, a mi también me encanta la morcilla, en general. Pero es que la de Fuenteandrino... no te quiero ni contar cómo está de rica.

Curra, me alegro de refrescarte la memoria. Que disfrutes.

Begoña, con los pimientos del piquillo frescos está muchísimo más rica que con pimientos de lata. A ver si tienes suerte y los encuentras.

Elvira, opino como tú. Los pimientos del piquillo frescos tienen un sabor único que se camufla un poco cuando se usan de bote. A mi me encanta también la morcilla, especialmente la de Fuenteandrino.

Merche, un pincho de morcilla siempre es bienvenido.

Lucía, yo soy de la opinión de que los pimientos de piquillo frescos rellenos de cualquier cosa son exquisitos; pero es que además la morcilla me pierde.

Marta, me alegro que te guste. Ya me dirás cómo resultó en la cena. Por cierto ¿me invitas? ;-P

Kiwi kitchen, es cierto, son recetas sencillas y resultonas.

Pilar, efectivamente los pimientos del piquillo frescos y asados son delicados. Hay que pelarlos con muchísimo cuidado para que no se hagan tiras.

Bigunki dijo...

Neli, un día que tenga que ir a la oficina de Madrid te aviso para que ese día lleves dos tarteras.

Caminarsingluten dijo...

A nosotros nos gustan mucho las morcillas tipo burgos, y aunque tenemos que mirar bien el etiquetado para ver que no contengan gluten (algunas lo tienen), esta combinación de colores, texturas y sabores nos gusta muchísimo.

Besotes

TROTAMUNDOS dijo...

Si es que unos buenos piquillos bien preparados es una maravilla, Deliciosa combinación la que nos has preparado y además frescos, que ricura.

Besotes