jueves, 18 de septiembre de 2008

raviolis 'a mi rollo'


Hace unas semanas, vinieron unos amigos a comer a casa e hice una de las recetas que el maestro Juan Mari Arzak tiene publicada en su libro 'Bocados'. Se trata de 'yema, erizos y algas' una receta de yemas de huevo rellenas de algas, cebolla caramelizada y caviar de oricios y posteriormente escalfadas.

Me gustaron mucho y, como tenía que dar salida a la cebolla caramelizada que hice en otra ocasión, pues me decidí a hacer unos raviolis.

Ingredientes:
Para la masa:
  • 200 gr harina
  • 2 huevos
Para la farsa:
  • media latita de caviar de oricios
  • cebolla caramelizada más o menos en la misma proporción
  • lechuga de mar. Un puñadito pequeño
  • 1 huevo cocido
Elaboración:
Poner a remojo la lechuga de mar en un poco de agua (basta con un minuto). Escurrir muy bien.

Cortar en trocitos pequeños el huevo cocido y la lechuga de mar y mezclar con el caviar de oricios y la cebolla caramelizada. Meter la farsa en una manga pastelera.
Se tamiza la harina y la sal. Se hace un volcán y se pone en el medio los huevos ligeramente batidos. Se mezcla todo hasta formar una masa homogénea. (Si queda dura, añadir un poco de agua, si queda blanda, añadir un poco de harina).
Extender la masa con el rodillo y dejarla fina.
Ponerla sobre el molde de raviolis.

Rellenar los huecos de los raviolis con la farsa.
Poner encima una segunda capa de pasta y pasar el rodillo.
Desmoldar los raviolis.

Repetir este proceso tantas veces como sea preciso.

Cocer la pasta en abundante agua salada. En este momento, se puede acompañar con cualquier salsa al gusto, en mi caso, como quería apreciar el sabor del relleno, lo dejé tal cual, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco de orégano.



1 comentario:

Borja dijo...

Nos hemos quedado alucinados. Hemos visto todas las recetas, algunas incluso probado, pero ésta se lleva la palma (de Oro).
¡Pero si tienes hasta dos rodillos!
Esperamos poder degustarla algún día (mejor de éstos).